¿Paradoja? ¿Recochineo?

“Me dirijo a ustedes para obtener información sobre los centros hospitalarios asociados a ustedes que ofrecen menús sin gluten en sus cafeterías o máquinas de autovending, en principio con una lista y direcciones de mail de las empresas nos sería suficiente para poder consultarles directamente, ya que sabemos por experiencia que no en todas las cafeterías existe la  posibilidad para el  celíaco de consumir productos aptos , así como comprendemos las dificultades que puede entrañar realizar  este tipo de menús y su promoción.
Aténtamente”

Respuesta :

Muy sr. mio:
 
Es evidente que lo que usted propone es inviable por no ajustarse a la legislación vigente. no obstante existen métodos para conseguir lo que ustedes proponen a través de la Asociación Española de Hostelería Hospitalaria y las Asociaciones de Celiacos existentes en la actualidad.
 
Atentamente
 
Jose Luis Iáñez
Presidente de la AEHH”

 A ver que escribo, no solo yo pues el  mail de respuesta  saltándose la legislación vigente incluye cuentas de correo de otras personas, a la asociación AEHH para que me  den un listado que se supone es público, es decir si en su web me dice que lleva la c0ncesión de la cafetería y servicio de catering de un hospital luego no me puede decir que la dirección mail es secreta…o sí, pero entonces ¿porque me  dice que acuda a la asociación de celíacos?  ¿no es secreta para ellos? Ojito que lo mismo tiene razón pero desde el momento que envía un mail adjuntado varias direcciones de correo y me remite ¡ a su propia organización! para obtener esa información ” existen métodos para conseguir lo que ustedes proponen ” desisto y me declaro  desertor de la razón…es evidente que lo que haremos será ir provincia por provincia, ciudad a ciudad y acudiendo a los ministerios y consejerías de salud para saber que empresas facilitan la dieta a los celíacos y que empresas no  y una vez sabido pues nada, escribirles y confiar en que las autoridades sanitarias escuchen, algo iluso tal vez, pero razonable. 

Admito sugerencias porque de verdad que o tengo el día tenso o no lo comprendo del todo.

 MI respuesta: 

” Creo que es evidente que me he dirigido a  la Asociación Española de Hostelería Hospitalaria a la que usted me remite tras decirme que no puede darme esa información , un mail…, por cierto la legislación vigente no permite incluir varias cuentas de correo en la comunicación ,tal y como usted me ha enviado, de personas que al igual que yo le han consultado. NO se preocupe, acudiremos a los propios centros y caso de no encontrar información acudiremos a las autoridades sanitarias.”

5 comentarios

Archivado bajo actuaciones

5 Respuestas a “¿Paradoja? ¿Recochineo?

  1. Nosotros pensamos que sinceramente es “recochineo” y falta de profesionalidad, por no decir falta de presión real por parte de las asociacines que nos representan, ya que por ejempo len la Comunidad de Madrid, la adjudicación de cafeterías y restaurantes es casi siempre a la misma empresa, y con que la Asociación presionase un poco a la CAM con la que tan bien se lleva, podrían conseguir algo para todos los celíacos, al exigir en la adjudicación que tuvieran alimentos para diabéticos, celíacos, etc, etc.

    Pero está claro, la presión no existe por parte de ACM, así que tendremos que hacerlo cada uno de nosotros, en cada provincia.

    Un abrazo

    Ana y Víctor.

  2. Pues sí es una guasa, se salta él la ley , dice que me ponga en contacto con la asociación que él dirige y mil lindezas más, bueno es el signo de este país, solo importa hacer caja, nada más, aquí se vive ya no al día sino al minuto, la improvisación para todo, la respuesta en sí es tan penosa que mejor me callo mi opinión.

  3. Deberíamos tod@s, dedicarnos a presionar a nuestras respectivas asociaciones regionales… a ver si espavilan, porque esta claro que de los demás se rien en su cara.

    Salu2!

  4. Pingback: Un Celíaco » Blog Archive » “Vivan las Asociaciones”…

  5. Pues sí creo que deberíamos enviarle un mail de queja, vamos es que me pareció el colmo del despropósito, y en fin sabemos que no existe la posibilidad de tomar alimentos aptos en muchas cafeterías de centros hospitalarios, y también sabemos de la dejadez de los implicados, y la verdad no es tan complicado ni tan fuera de lugar, pero seguimos en un país en el que hay que avergonzarse si uno es alérgico o intolerante, seguimos en la caverna , pero a algunos no nos da la gana, así que nos quejaremos. Gracias a quienes habéis protestado, yo seguiré pidiendo cosas “ilegales”.