Sobre las ayudas

Analizando un poco las diferentes ayudas que reciben los celíacos nos encontramos con que su disparidad es tal que de nuevo la discriminación geográfica y social aparece y no nos deja en buen lugar. Estos días se habla de que ACM  reclama una ayuda anual de 300 euros para los celíacos, idéntica  a la que otorga ( es decir está convocada) la CCAA de Castilla y La Mancha. Tenemos a Navarra que promulgó una ley de ayuda que según baremos podía dar a los celíacos hasta un máximo de 90 euros mensuales y el caso de Valencia donde se hace un reparto de cajas de alimentos “sin gluten”. Así que de nuevo el lugar de residencia vuelve a ser motivo  de discriminación en un país ( y para muchos políticos) en el que abrazamos enseguida la Constitución y las leyes y se nos llena la boca de hermosas palabras, pero a la mínima de cambio promovemos la discriminación sin rubor alguno. Y sí, sé que nos somos el único colectivo discriminado,peor esa no es razón para hacer de este asunto una chapuza más.

2 comentarios

Archivado bajo actuaciones, administración

2 Respuestas a “Sobre las ayudas

  1. Si que es una chapuza!! y una discriminación, ya no sólo geográfica, si no laboral… ya que dependiendo por ejemplo, dentro de los que somos funcionarios, hay disparidad entre los que pertenecemos a uno u otro ministerio… (yo tengo suerte!!, desde el principio y sin mirar rentas ni nada por el estilo, nos han dado siempre el 70% de los gastos sin gluten ,previa presentación de facturas y certificado médico) ÓJALA!! todos pudiérais disfrutar de este derecho que nos corresponde por enfermedad… LUCHAREMOS, porque así sea

  2. Pues si, es decir seguro que hay mil maneras de poder establecer un sistema de ayudas justo, sé que en este país en el que hay famosos en la cárcel por robar y su declaración de hacienda les sale a devolver puede sonar irónico, pero esta vez no. Pero si de nuevo las ayudas solo van a servir para disputas ideológicas, territoriales y de carácter laboral es que muy poco hemos aprendido, quizá por eso yo personalmente prefiero una acción combinada de ayudas e incentivos a las empresas y a los celíacos, porque viendo que hasta se falsificaban certificados médicos para obtener puntos en los colegios me temo que algún “gracioso” es capaz de fingir para sacar dinero o comerse spaguetti sin gluten como capricho. De cualquier manera seguiremos reclamando un trato adecuado a nuestra circunstancia.En breve otro envío de documentación a nuestros amigos, la administración.